Procedimiento médico no quirúrgico, no invasivo, para la contracción y tensado del canal vaginal, y así crear una disminución en su diámetro.

Una de las mayores ventajas del tejido que forma la vagina es la capacidad de ser elástica para mantener su condición firme, pero esta condición tiende a perderse con el paso del tiempo (se produce la pérdida de la concentración de colágeno y elastina de la piel, así como la disminución de los niveles hormonales de estrógeno, esto contribuye con el aumento del diámetro y pérdida de tensión vaginal), múltiples partos o situaciones donde ocurran desgarros vaginales.

Tensado vaginal

¿En q consiste el tensado vaginal?

Es un procedimiento médico no quirúrgico, no invasivo, que utiliza HIFU y Láser de CO2, para la contracción y tensado del canal vaginal, y así crear una disminución en su diámetro.

Este tipo de Sistemas (HIFU, Láser), mejoran la calidad de vida sexual mediante el efecto tensor en las paredes vaginales y creación del nuevo colágeno para reforzar y así mejorar el sostén.

Además, otro beneficio importante es el de corregir la incontinencia urinaria especialmente la de grandes esfuerzos.

¿En qué consiste el tratamiento?

En ambos sistemas la forma de aplicación-tratamiento es similar …..

En posición ginecológica se procede a la colocación de un espéculo especial, dentro del cual se introduce la pieza de mano del (HIFU, Láser) que transmite (Ultrasonido Focusado o la luz del Láser) mediante un ángulo de 360 grados, tratando toda la superficie del canal vaginal.

El procedimiento dura entre 15 – 30 minutos, es ambulatorio y en algunas pacientes se necesita anestesia tópica en crema por lo que no suele requerir inyecciones.

 Beneficios

– No necesita preparación previa.
– Puede aplicarse en cualquier mujer con vida sexual activa.
– Mejora la sensibilidad y placer sexual

– Mejora del aspecto externo y funcionalidad de la vulva y vagina, restableciendo la autoestima femenina.
– Disminuye el tiempo para alcanzar el orgasmo o acortamiento en el tiempo necesario para alcanzarlo.
– Disminuye la predisposición a sufrir de prolapso vaginal.
– Disminuye el riesgo de sufrir de incontinencia urinaria de esfuerzo.

– No posee contraindicaciones ni complicaciones conocidas.

–  Las relaciones sexuales se pueden reanudar a partir del 4 día (96 horas) después del procedimiento (si no existe, aparece efecto adverso y/o contraindicación) aunque algunos especialistas recomiendan 7 Días al menos.

¿Cuál es la diferencia de protocolo de tratamiento?

El protocolo de manejo del tensado vaginal

  • Con HIFU solo se requiere una sola sesión para obtener buenos resultados. Podemos alcanzar profundidades donde antes no se podía llegar, la capa más profunda SMAS y además se estimula la formación de colágenos, estimulando la neocolagenésis del tejido y estructura del tejido del conducto vaginal.
  • Con Láser de 1-3 sesiones (Dependiendo del grado de laxitud y/o de la apertura del canal vaginal) de tratamiento Láser. El tiempo entre sesión dependiendo del sistema elegido es de 3-5 semanas entre una sesión y otra, y con esto, se han obtenido porcentajes de éxito superiores al 85%.