La lactancia materna es el proceso por el que la madre alimenta a su hijo recién nacido a través de sus senos, que segregan leche inmediatamente después del parto.

La lactancia materna es una forma de alimentación que comienza en el nacimiento con leche producida en el seno materno.

Lacatancia Materna

La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los bebés los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo optimo y saludable. Prácticamente todas las mujeres pueden amamantar, siempre que dispongan de buena información y del apoyo de su familia y del sistema de atención de salud.

La leche materna es el mejor alimento para los lactantes y debe ser la opción preferida, por su contribución con la salud y con una nutrición que estimula el crecimiento y desarrollo saludable del niño.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida y continuarla por el mayor tiempo posible después de la introducción de alimentos complementarios.

Pruebas científicas demuestran que, cumpliendo esta recomendación, es posible salvar un millón de bebés al año si se inicia la lactancia de manera temprana, y reducir en un 13% la tasa de mortalidad en los infantes menores de cinco años, si son alimentados con leche materna; el alimento perfecto diseñado por la naturaleza y que les aporta múltiples beneficios. La lactancia materna además de ser preventiva también es de bajo costo.

Clasificación

La Lactancia Materna puede ser completa o parcial.

La lactancia materna completa puede ser exclusiva o sustancial.

Lactancia Materna Exclusiva: Es la alimentación del niño con leche materna, sin agregar otro tipo de líquido o sólido, con fines nutricionales o no.

Lactancia sustancial o casi exclusiva: Es la alimentación del seno materno, pero brinda agua o té, u otro liquido o solido entre las tetadas.

La lactancia puede ser alta, media o baja y clasificarse como: temprana, intermedia y tardía. 

Lactancia Alta: Cuando el 80% del total de tetadas son con el seno materno.

Lactancia Media: Cuando se da seno materno entre el 20 y 79% de las tetadas.

Lactancia Baja: Cuando se da seno materno en menos del 20% de las tetadas.

Lecha temprana: Secretada durante las primeras semanas de lactancia.

Leche intermedia: Secretada durante los dos a seis meses de amamantamiento.

Leche tardía: A partir del séptimo mes. Cantidad de leche secretada durante las primeras semanas es de 15 a 45 ml. Durante el primer mes es de 50 a 120 ml.

Factores que modifican la composición química y la cantidad de la leche materna: horario, estado de nutrición, emociones, menstruación, nuevos embarazos y estados patológicos ya sean ligeros o pasajeros.

Calostro: Es un líquido viscoso y de color amarillento, que las glándulas mamarias segregan durante los 3 o 4 días después del nacimiento. Está compuesto por agua, proteínas, minerales, es rico en azúcar, bajo en calorías y en grasas. Es perfecto e insustituible para el bebé por su alto valor nutritivo y su fácil digestión. Además, de sus más de 30 componentes, 13 se pueden encontrar únicamente en el calostro.

La cantidad de anticuerpos que posee hace que el bebé esté protegido frente a determinadas infecciones intestinales y respiratorias hasta que se desarrolle su propio sistema inmunológico.

Además de su alto nivel nutritivo, el calostro favorece el desarrollo de su sistema digestivo y ayuda a evacuar el meconio. Por eso, es imprescindible que se pegue al niño al pecho al momento de nacer y las primeras 48 horas.