a

¿Qué es la histeroscopía?

La histeroscopía es un procedimiento quirúrgico que nos permite diagnosticar de forma exacta y precisa enfermedades dentro de la cavidad de la matriz, para corregirlas de manera no invasiva.

Este procedimiento nos proporciona una visión directa dentro de la cavidad de la matriz a través del cérvix (cuello del útero). Se coloca una lente especial conectada a un equipo de videoendoscopía de alta resolución, permitiéndonos evaluar y realizar cirugías en su lugar de origen y sin incisiones.

Procedimiento

Estos procedimientos se programan en quirófano formal, pero de corta estancia hospitalaria. La anestesia que se recomienda en la mayoría de los casos es el bloqueo epidural (de la cintura para abajo). La mayoría de los procedimientos se resuelven en 60 minutos y la paciente pasa a recuperación de la anestesia para posteriormente darse de alta.

Ventajas que ofrece esta técnica

  • No hay incisiones
  • Hospitalización menor a 8 horas
  • Prácticamente sin dolor, solo se presentan leves cólicos
  • Regreso a sus actividades normales después de las 72 horas (mayoría de los casos)
  • Técnica segura y rápida
a

1.-Histeroscopía diagnóstica

Nos permite comprobar visualmente y sin lugar a dudas la cavidad uterina para brindar el tratamiento adecuado.

Las principales indicaciones para diagnóstico son:

  • Hemorragia uterina anormal.
  • Aborto habitual.
  • Dolor pélvico agudo o crónico.
  • Complicaciones en legrados.
  • Segunda mirada en cirugía uterina.
  • Metaplasia de hueso.
  • Amenorrea secundaria (falta del periodo menstrual), negativa a test de embarazo o negativa a estimulación de estrógenos-progesterona.

Procedimiento

Habitualmente los procedimientos diagnósticos se realizan en consultorio con instrumental adecuado y bajo anestesia local. No requiere hospitalización, generalmente la paciente puede irse sin molestias.

a

2.-Histeroscopía operatoria

En muchas ocasiones el procedimiento diagnóstico se puede convertir en operatorio, pero en algunos casos la cirugía se puede programar de la manera habitual.

Las principales indicaciones para cirugía son:

  • Corte de adherencias intrauterinas (secundarias a legrados o infecciones)
  • Corte de tabique uterino; una malformación congénita que podría ser la causa de infertilidad
  • Extracción de pólipos (tumores benignos que causan hemorragias vaginales)
  • Tratamiento de la hemorragia uterina disfuncional, resistente a terapia de reemplazo hormonal; problema que se presenta con frecuencia en la menopausia.
    La técnica de ABLACIÓN ENDOEMTRIAL es la más usada y efectiva, resuelve en más del 90% el problema sin requerir una histerectomía (extirpación del útero).
  • Recanalización tubaria transcervical. En caso de una obstrucción de las trompas a nivel proximal, se utiliza un catéter especial y bajo control laparoscópico se logra destapar las trompas de Falopio
  • Retiro de cuerpo extraño en útero, generalmente D.I.U.